Autismo inducido o virtual

Autismo inducido o virtual

por | Oct 21, 2022 | Autismo | 0 Comentarios

“Autismo virtual” o autismo inducido lo denomina el Dr. Marius Zamfir, psicólogo clínico. El Dr. Zamir expone que los niños de corta edad, los niños pequeños e incluso los adolescentes, que pasan gran cantidad de horas expuestos a la televisión, las mesas, el iPad, el iPhone, los videojuegos y los ordenadores pueden presentar síntomas asociados al autismo (TEA). Estudios clínicos han revelado que cuando los padres eliminaban toda la sobreestimulación por la tecnología y empezaban a interactuar más con los niños, los síntomas autistas desaparecían.

Es fundamental que los padres y las familias sean conscientes de este fenómeno. Esto puede dar lugar a un diagnóstico erróneo de autismo en niños que carecen de estímulos reales y de interacción con sus padres, compañeros y encuentros espontáneos de aprendizaje en su entorno.

¿Deberíamos deshacernos de la electrónica?

El Dr. Zamir realizó un estudio sobre el uso de la tecnología. Se descubrió que el consumo de exposición virtual más de 4 horas al día en niños de 0 a 3 años puede causar un síndrome similar al trastorno del espectro autista (TEA).

Parece palpable que eliminar el 100% de la exposición virtual a niños y adolescentes puede tener un impacto significativo y positivo en el progreso típico de los individuos; permitiendo que el cerebro se desarrolle de forma natural adquiriendo los hitos esperados apropiados para cada edad.

Es un hecho que el lenguaje se aprende mejor a través y a partir de la experiencia utilizando todos los canales sensoriales de que dispone el ser humano. Aunque los niños aprendan a cantar, contar y repetir frases de la televisión, el iPad y el iPhone, puede que les resulte difícil entender los conceptos. Es fundamental tocar los objetos para conocer sus propiedades, sumar manzanas para hacer cuentas, maniobrar con bloques y lápices y/o ceras, el juego creativo, etc.

¿Cuáles son las opciones de tratamiento?

Reducir el tiempo de pantalla: reducir lentamente el tiempo de pantalla hasta un nivel razonable. Hay aplicaciones que registran el tiempo que una persona pasa frente a una pantalla al día y la apagan al cabo de cierto tiempo. Además, los padres también pueden utilizar relojes, temporizadores y sistemas de fichas como otras formas de reducir el tiempo frente a la pantalla.

Limitar lo que está disponible: eliminar todas las aplicaciones del iPad excepto dos o tres juegos educativos. Limita los vídeos de movimiento rápido y el juego.

No empieces: Educa a las familias para que no introduzcan dispositivos electrónicos a los bebés y niños pequeños.

Ofrece alternativas: Juguetes giratorios, varitas luminosas, juguetes musicales, instrumentos, libros interactivos, otros juguetes similares.

Ir al contenido